Alejandro Duarte se siente feliz con su convocatoria y espera tener más llamados a la bicolor. Además, reveló que de niño le gustaba la raqueta

Compartir

Ironías del destino, Alejandro Duarte, arquero de la San Martín, recibió 5 goles por parte de Sporting Cristal. Sin embargo, pese a todo tuvo motivos para celebrar, porque fue convocado a la selección peruana para los amistosos ante Croacia e Islandia en Estados Unidos.

¿DÓNDE RECIBISTE LA NOTICIA DE TU CONVOCATORIA A LA SELECCIÓN? En la Villa del club, estábamos concentrando poco antes de salir al estadio para el partido ante Sporting Cristal y sabíamos que la conferencia era antes de las 12:00 p.m. Entonces, Jesús Chávez, José Luján y yo decidimos ver la conferencia de prensa del técnico Ricardo Gareca. Ni bien dijeron mi nombre, ellos me abrazaron y me felicitaron.

¿Y EN ESE MOMENTO QUÉ PASÓ POR TU MENTE? Te soy sincero, en ese momento estaba muy enfocado en el partido ante Cristal, porque nos estábamos jugando la punta del Grupo A y quizás por ese entorno lo tomé con tranquilidad, pero ya cuando lo fui asimilando y recibiendo mensajes de familiares y amigos, ya me sentí muy contento.

¿ESTE LLAMADO A LA SELECCIÓN NACIONAL QUÉ SIGNIFICA PARA TI? Creo que es algo muy bonito. Este es un objetivo y un sueño que tenía en mi carrera y, de hecho, que tal vez se ha dado bastante pronto desde que empecé a ser titular con San Martín. Lo tomo de la mejor manera mi convocatoria, pero con muchas ganas de seguir creciendo, aprendiendo y dar lo mejor de mí en cada entrenamiento para llevarme una buena experiencia con la selección y tratar siempre de aportar.

¿CUÁLES SON TUS EXPECTATIVAS CON LA BICOLOR? Es un gran paso llegar a la selección peruana, pero lo ideal es que esto sea un llamado constante, y soy consciente de que eso es difícil, porque hay mucha competencia. Además, sé que tal vez mi convocatoria se haya dado por lesiones de otros arqueros, así que voy a tratar de seguir manteniendo el nivel para recibir más llamados a la selección y también tener una chance de salir al extranjero.

Lo que está haciendo Pedro Gallese en México ayuda mucho a otros arqueros que quieran salir al extranjero”

¿CÓMO LLEGASTE A SER PORTERO? Mi sueño en un principio era ser tenista como mi madre, quien fue campeona nacional. Además, yo también tenía buenos reflejos para dicho deporte, pero en una ocasión mi amigo me comentó que en la academia donde él jugaba le faltaba un arquero y me invitó a integrarla, y al final me gustó.

¿Y EL AMOR NACIÓ A PRIMERA VISTA CON LA PORTERÍA? En realidad, en el colegio no tapaba, sino jugaba en otras posiciones, y hasta ahora cuando me reúno con mis amigos para una pichanga, saben que no tapo porque me gusta jugar, pero en ese entonces, cuando llegué a la academia FRAMA, era consciente de que no estaba al nivel de mis demás compañeros; sin embargo, en el arco sí era bueno.

Compartir