Paolo sueña con que sus compañeros lleguen a clubes más grandes: “Cómo me gustaría ver a Cueva en el Madrid”

Compartir

‘Cafichear’, en el mundo ‘pelotero’, significa quedarse parado, esperando a que llegue la pelota. Esa es la palabra que el papá de Paolo Guerrero usaba cuando su hijo, un niño aún, tenía un mal partido. “Siempre fue muy duro conmigo. Me decía ‘Paolito, ¿vas a estar ‘caficheando’ en la cancha? Acá tienes tu libro y bastante tiempo para estudiar’”, contó el delantero en TV Perú. Para él, eso era peor que un insulto. Pero le sirvió: jugó 10 años en Alemania (Bayern y Hamburgo) y lleva siete en Brasil (Corinthians y Flamengo). Sin embargo, dice, no cumplió su sueño: llegar a alguno de los clubes más grandes del mundo. El ‘9’, como buen líder, piensa ahora en sus ‘pupilos’. Y confía en que el Mundial será una vitrina para que hagan lo que él no pudo. “Ya tengo 34. Quizá ya no tenga oportunidad, pero mis compañeros sí. Cómo me gustaría ver a Cueva en el Madrid, a Renato Tapia en el Barcelona, a Flores en el PSG. Ese es mi sueño y espero conseguirlo”, dijo. Cada vez hay más peruanos afuera. Sobre todo luego de mostrarse con la ‘sele’ (ver a la derecha). Es un objetivo ambicioso, pero no difícil.

Compartir